• Isfahan

    Isfahan

    Descubre la gran plaza Naqhsh-i Jahan, el palacio Chehel Sotún, o el Gran Bazaar. Una de las ciudades mas bellas de Oriente, situada en el centro de Irán. Read More
  • Shiraz

    Shiraz

    Ciudad de poetas y las flores, es una maravillosa ciudad al Sur de Isfahan, repleta de jardines, mezquitas, monumentos y bazares. Read More
  • SaveTheChildren

    SaveTheChildren

    Luces en la Sombra, es el titulo del libro solidario, en el que colaboro con una fotografía, junto con otros 72 fotógrafos. Read More
  • Istanbul 360

    Istanbul 360

    Visita las mezquitas turcas de SultanAhmed, Yeni Cami, Yeni Valide Cami, La torre de Gálata. Transportate a la ciudad de Istanbul, en los límites de Europa y Asia

    Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Kashan-Abyaneh

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 
kashan16
kashan01
kashan02
kashan03
kashan04
kashan05
kashan09
kashan06
kashan07
kashan11

 

 

El amanecer de mi segundo dia, fue aún en Tehran

El desayuno, y rápidamente hacia el metro a buscar la estación de autobuses. Preguntando a los policias que aguardaban en el interior, y después seguir a la gente que llevaba maletas hizo el resto para encontrar la estación de autobuses del Sur. Después con mucha suerte, al primer tipo que pregunté por el autobús hacia Kashan, resultó ser el conductor del bus. Asi que con un poco de incertidumbre, y después de haber pagado 40.000 Riales (2.28€) me embarco por fin hasta el primer destino interesante para mi.

En mitad del trayecto, un señor muy amable reparte unas cajas y un zumo a cada uno. Al abrir, descubri los pastelitos, pastas y galletas, que junto al zumo hacen un almuerzo cojonudo para mi. Todo eso, con el poco dinero que habia pagado por el viaje. Impresionante. Podrían algunas compañias de autobuses de aqui, despues de pagar 25€ un trayecto aprender un poquito.

 

Mezquita y Madrasa Aghah Bozorgh

[pulsar para ver]

 

Al llegar a Kashan, saqué uno de los mapas de esa ciudad que había impreso antes de partir, pero no sabia en el punto que me encontraba en ese momento. Así que pregunté al chico que estaba sentado a mi lado. Él no hablaba inglés, no hizo ni falta: A base de señas me condujo a su coche, y me hizo una visita por la ciudad, además de acompañarme a buscar alojamiento. La hospitalidad de los iranies esta fuera de toda duda. Éste chico no me conocía absolutamente, y se prestó a ayudarme decididamente. Esto es un punto muy positivo.

 

Una vez encontrado el alojamiento en una bonita casa tradicional, Noglish House, hablar con rato con Hossein me despojé de la mochila y así mas ligero, con la camara de fotos y la cantimplora (esencial), fuí en busca de la Mezquita y Madrasa Aghah Bozorgh, para mas tarde intentar buscar las casas tradicionales Abbasi y Tabatabaei, al final de la calle Alavi. Parece extraño, pero Irán tiene muchisimo turismo interno, es como estar visitando Segovia, solo que con iraníes. Así que esta todo montado como si fueran casas-museo, muy bien conservado todo... Antes de anochecer aun pude visitar la mezquita-mausoleo Sultan Amir Ahmad cercana, y una preciosa casa de baños, que podeis ver en las fotos.

 

[pulsar para ver]

 

La cena, en el mismo alojamiento, fue muy agradable, puesto que vino una chica que estudiaba castellano en la universidad de Kashan, y me pudo ir contando infinidad de cosas sobre la cultura iraní. Ella queria que me quedara un par de dias mas allí, en realidad Kashan aun tenia muchas cosas para visitar, pero mi viaje no era tan largo como para poder hacerlo. Al dia siguiente debia de acabar en Esfahan, después de visitar Abyaneh y Natanz. Aun por la mañana, me llevaron en coche a un pueblito cercano, Noosh Abad que tenia una "ciudad subterránea" impresionante, de hace miles de años, construida para poder esconderse en las invasiones. De ahí, al Jardín Bagh-é Tarikhi-ye Fin, uno de los miles de jardines botanicos que hay en Irán.

Allí conocí a una pareja de europeos (no recuerdo de donde eran) y me fuí de excursión al la ciudad de Abyaneh, a unos 70km, por una carretera de tortura y en medio de las montañas. Según las guías de viaje, es un pueblo con mucho encanto, a mi en realidad no me acabó de atraer. Casi la mayoria de las edificaciones, muy tradicionales, con madera y adode, le dan ese color marron rojizo tan característico. Tras tres horas dando vueltas, volvimos a la carrera de montaña, en direccion Natanz, donde debia de buscarme la vida para irme hasta Esfahan. De aqui tampoco me llevo nada en concreto, no pude visitar la tumba Abd al_Samad, que es aparte de las instalaciones nucleares, lo unico interesante que tenia.

Ahi me quedé, en un cruce de carreteras, sobre las 17h, a esperar un autobús que me acercara a Esfahan. Yo lo veía negro, incluso pregunté a un tipo que ahí estaba esperando también. Había unos taxis oficiales, pero por alguna razón, ellos no tenían ganas ese día de ir hasta Esfahan. Al final, nos juntamos 4 personas, todas teniamos que viajar al mismo sitio. Apareció un coche, un Saipa blanco, nos montamos los 4, y con nuestros respectivos zumos y pastas, nos dirigimos en unas 3 horas hacia Esfahan.

 

Pulsa para ver imagenes de Kashan y Abyaneh